Nivel 5 (Ataque a la Sala de Control)

Llegamos a la que es para muchos la fase más difícil de este modo Legendario. Aunque para otros (como es mi caso) no tiene nada especialmente difícil que no hayamos vivido ya anteriormente. Llegamos en el Pelícano para sorprender al Pacto atacándoles por donde menos esperan.
Primero vagaremos por las estructuras alienígenas, básicamente son grandes habitaciones conectadas entre sí por pasillos (y en cada uno de éstos hay un Punto de Control), superando un puente bien defendido por el Pacto. Aquí será muy divertido golpear a los peones dormidos para que no nos causen problemas. Pronto llegaremos al exterior, a la nieve. A la izquierda según salimos hay un Warthog, un Rifle de Precisión, el Lanzacohetes y compañeros nuestros, lo mejor es que limpies la zona de enemigos y acabes rápido con el Tanque del Pacto para ahorrarte disgustos. Enseguida encontrarás más compañeros y el Tanque Scorpion. Ahora lo tienes todo a tu favor hasta llegar al gran túnel. Elimina a los Elites y Cazadores que hay al otro lado del abismo (utiliza el Rifle de Precisión) y líbrate de los tres Cañones Fijos que hay en la zona.
Sólo entonces vuelve a subir al Tanque y cruza el puente, pronto llegarás a la superficie donde haciendo buen uso del Cañón que tiene tu vehículo destruirás a los Ghosts y todo lo que se te ponga por delante en un santiamén. Atropellar a los Cazadores es MUY divertido ;) Baja por la cuesta nevada aún subido en el Tanque y verás más marines que se subirán a los flancos, mata a los Cazadores a cañonazos y cuida la retaguardia. A partir de aquí deberás seguir a pie, pues una columnas obstruyen el paso a vehículos grandes.

La siguiente zona no será demasiado dura si antes has cogido el camuflaje óptico para sorprender a las Elites en la primera línea de defensa, donde hay un Cañón Fijo. Cuando tengas controlada esta zona (incluído acabar con el Banshee) coge un Ghost y rastrea adelante en busca de las Elites que puedan quedar.
En todo este tiempo no deberías haberte desecho del Rifle de Precisión ni del Lanzacohetes para facilitar tu avance, sin embargo una vez dentro de la instalación deberías cambiar al menos el Rifle por alguna otra arma más útil en la corta distancia. Te esperan más estancias similares a las del principio y un par de puentes. Cuando llegues al momento en el que sale lo de "Si tuviera una superarma..." sal pitando de frente para poder montarte en el primer Banshee que veas antes de que lo haga el Elite. Esto te evitará un buen número de problemas, ya que sólo deberás ir con el Banshee a la izquierda, hacia el gran portón de la estructura con forma piramidal. Dentro apenas hay tres Elites, uno de ellos amarillo. La sala de control está a unos pocos metros algo más adelante de tu posición.